Sueño de una noche de verano (Shakespeare) resumen

Podría ser la comedia de mayor lujo compositivo y mayor riqueza de planos y estructuras expositivas.

Contiene tres planos de acción netamente diferenciados: El Real (Teseo/Hipólita + los adolescentes), el teatral (artesanos) y el irreal o “plano onírico”.

La convocatoria de las fuerzas misteriosas que escapan a la acción no es infrecuente en Shakespeare.

Se trata de una pieza singular, porque dentro de la primera producción de Shakespeare, propone un teatro de desregulación antropocéntrica (diversa de la des regulación conservadora).

Características de la obra:

  • Implica para su presentación un ámbito cortesano (privado), no público.
  • Se coloca al margen de la visión isabelina, especialmente por la presencia del mundo de las hadas, pero sí se asimila por la restitución de un orden (opuesto al caos); a su manera este orden-caos interno o del mundo dramático es metáfora del otro orden-caos (el de la cosmovisión teocéntrica isabelina)
  • Deuda con la cultura clásica: ciudad de Atenas; personajes (Teseo, Hipólita) y raíz de los nombres de los cortesanos; representación de la historia de Píramo y Tisbe (tomada de Metamorfosis de Ovidio)
  • Sobresale el apartamiento de lo cristiano en el plano feérico: amoralidad de las hadas por homosexualidad (pelea de Titania y Oberón por el efebo), zoofilia (amor de Titania con un burro), estimulantes (flor mágica, hierba que quiebra el hechizo), por espíritu irresponsable de Puck. Es importante señalar que esos acontecimientos y comportamientos no aparecen censurados o castigados.
  • Rescate de motivos folclóricos de origen agrario (solsticio de verano: 20 o 21 de junio; las hadas, la flor mágica).

La violencia sexual y la bestialidad son el centro de este drama humano y sabio.

Un curioso nexo entre La tempestad, Penas de amor perdidas y Sueño de una noche de verano es el hecho de que éstas sean las tres únicas obras, entre 39, donde Shakespeare no sigue una fuente primaria. La tempestad carece de trama esencialmente y en Penas por amor perdidas no sucede casi nada. Shakespeare sólo se tomó el trabajo de urdir una trama elaborada y terrible para el Sueño de una noche de verano.

Es un epitalamio (composición poética del género lírico, en celebración de una boda), Sueño termina con tres bodas y con la reconciliación de Oberon y Titania. Una extensa y elaborada canción de bodas. Desde el título sabemos que, al menos en parte, es un sueño. ¿Sueño de quién? De Bottom, el protagonista de la obra –y su más alta gloria. Bottom es suficientemente universal como para tejer un sueño común de todos nosotros.

¿Cómo debemos entender el título de la obra? Cualquier noche de mediados de verano (“midsummer’s Eve” sería la noche de San Juan, no hay referencia precisa a eso). Y el sueño de cualquiera.

Bottom es a la vez un payaso sublime y un gran visionario. Y el contraste Puck/ Bottom ayuda a definir el mundo de Sueño. Aunque es una comedia romántica y no una alegoría, parte de su fuerza consiste en sugerir que Bottom y Puck son componentes invariables de lo humano. Igualmente, Bottom es humano y Puck no. Como no tiene sentimientos humanos, Puck no tiene ningún sentido humano preciso.

Bottom es heroicamente cuerdo en la bondad de su corazón, en su valentía, en su capacidad de seguir siendo él mismo en cualquier circunstancia.

Bottom y el extraño Puck son protagonistas y están retratados con detalle. Todos los demás están sometidos a la cualidad emblemática que el ceremonial tiende a exigir. Con todo, hay pequeños toques, a veces muy sutiles, de caracterización que trascienden la función de un epitalamio aristocrático. Hermia tiene bastante más personalidad que Helena, mientras que Lisandro y Demetrio son intercambiables, ironía shakespeariana que sugiere la arbitrariedad del amor joven.

Todo amor es irónico en Sueño: Hipólita, aunque aparentemente resignada es una novia cautiva, una amazona en parte domesticada, mientras que Oberón y Titania están tan acostumbrados a la traición sexual mutua, que su riña actual no tiene nada que ver con la pasión, sino que se refiere a quién está encargado exactamente de un niño humano trastocado, un nene que está de momento a cargo de Titania.

Teseo en Sueño se presenta habiendo renunciado a sus líos de faldas y convertido a la respetabilidad racional, con la consiguiente cerrazón moral.

Hipólita parece contenta de reducirse a la domesticidad ateniense después de sus hazañas con Oberón.

Lo que Titania señala es que la discordia entre ella y Oberón es un desastre tanto para el mundo natural como para el humano. Su discurso hace a Shakespeare alcanzar por primera vez una extraordinaria calidad. Encuentra una de sus tantas voces auténticas, el peán del lamento natural.

La fuerza de Sueño es mágica, más que política.

La feliz ironía que la obra nunca se resuelve: ¿Tiene la menor importancia quién se case con ella? Para Shakespeare, no mucha –lo mismo en esta comedia que en otras- puesto que todos los matrimonios parecen en Shakespeare estar destinadas a la desdicha.

Al final, la discordancia musical mantiene unidos cuatro diferentes modos de representación:

  • Teseo e Hipólita, de la leyenda clásica;
  • Los 4 jóvenes amantes, de cualquier lugar y época;
  • Bottom y sus compañeros, rústicos ingleses.
  • Hadas: localmente eclécticas, Titania: nombre alternativo a la Diana de Ovidio; Oberón: de los relatos legendarios celtas, y Puck: (o Robin Goodfellow) es folklore inglés.